¿Cómo es un campo de desintoxicación para web-adictos?

campcor.jpg

En Asia la adicción a Internet adquiere unos tintes realmente dramáticos y este tipo de campamentos ha pasado en poco tiempo ha convertirse en algo habitual, pero, seguro que alguna vez habéis pensado como serán por dentro…

¿Ofrecerán pequeñas dosis de YouTube para saciar el mono? Redactores del New York Times, han estado en uno de estos campamentos en Korea del Sur. A los chavales se les instruye al estilo militar, con actividades de grupo y ejercicio físico, y según parece obtienen buenos resultados.Korea del Sur es un país que vive por y para Internet, el 99% de los hogares tienen conexión de gran velocidad, un país en el que el gaming es deporte nacional, y los gamers son auténticos ídolos. Con estas características no es de extrañar que el primer campamento de este tipo se fundase aquí.

Desde aquí este tipo de campamentos no deja de ser una curiosidad graciosa, pero deja de ser graciosa en un país como Korea, donde ya han muerto varios jóvenes delante de un ordenador, y donde el 30% de la población menor de edad corre grave riesgo de ser adicto a Internet, por eso el gobierno ha tomado cartas en el asunto y financia al 100% este tipo de campamentos, ha creado nada menos que 140 centros especializados y ofrecen tratamiento en casi cien hospitales.

El campamento está situado en una zona de campo, alejado de las grandes urbes, y tiene una duración de doce días y durante esos días le está terminantemente prohibido acercarse a un ordenador, y tan sólo tienen una hora diaria de móvil para evitar que jueguen a través de él.

poleboy.jpg

El pilar básico para la rehabilitación de estos chavales es el ejercicio físico, les ayuda a tener la mente distraída en otras cosas y combinado con otras actividades les enseña que se pueden hacer otro tipo de cosas que no sea estar enganchado al pc.

Tampoco deberíamos mirar demasiado desde lejos estos problemas, cada vez nos acercamos más a ellos y no son pocos los casos de “web-adictos” en nuestro país, lo que sería más extraño de ver aquí es el nivel de implicación de los gobernantes koreanos, todo un ejemplo.